Exposiciones

Ana Román

22 Abr. 2016 / 10 Jun. 2016

Descargar C.V.

Del 22 de abril al 10 de junio, en la galería Espacio Marzana (Muelle Marzana 5, Bilbao) Ana Román presenta Iron Flowers.

En Iron Flowers se muestra el resultado del proyecto que, con ese mismo título, ha venido desarrollando la autora a lo largo del último año y en el que a partir de un complejo sistema de especulaciones previas en forma de referentes conceptuales e iconográficos que mantienen, por una parte, la fidelidad a su discurso anterior (maquinista, irónico, doméstico y social) y, por otra, una natural y meditada independencia, ha conseguido concentrar su relato en la construcción de la serie de piezas que aquí se muestran dando forma a una instalación que insiste en ser apología de todo lo que surge, muchas veces por necesidad, al romperse la línea de continuidad impuesta por las convenciones sociales.

La base conceptual a partir de la que toma definición la obra que da lugar a Iron Flowers parte, en alusión directa, de la dicotomía que se establece entre la delicada sofisticación de la flor (como ente germinativo) y la metálica dureza del hierro (que guarda, a un mismo tiempo en su memoria, el calor primitivo) y quiere ser reflejo del resultado al que muchas veces te abocan los complejos procesos vitales. En parte homenaje, en parte archivo o reflejo, la instalación se presenta como recompensa a todos los supervivientes del choque con la crueldad de lo cotidiano.

Manteniendose, como en anteriores muestras, la constante estructural del soporte pintura, la actual instalación se articula en base a un juego de resonancias entre objetos que consigue, mediante la suma de pequeños discursos, articular uno mayor y más complejo.
Nueve obras sobre bastidor, cuatro impresiones digitales de gran formato, la proyección de una serie de cortos de animación titulados Órdenes perversas, junto a un objeto catálogo (que recoge una selección de obra, en miniatura, que la autora ha seleccionado y confeccionado tomando como referencia trabajos anteriores y que lleva el título de Mobile Box, referencia directa a la Boîte-en-Valise de Duchamp), son las partes que dan forma a Iron Flowers.

Sin renunciar a sus referentes históricos obligados, la autora, a la hora de desarrollar este proyecto, se ha centrado más en el poder de transformación de la vanguardia, entendido como modelo para supervivientes, que en la mera utilización de sus recursos iconográficos, alejándose del desmantelamiento que se consigue como premio a la universalidad hasta aproximarse a los valores, más eficaces si cabe, de algo que podría venir a llamarse vanguardia doméstica, por lo que tiene de íntimo o de ganado tras cualquier tipo de conflicto, ya se haya resuelto éste o no.

Coincidiendo con la exposición, durante el mes de mayo, se proyectará en la sala el documental 86Hz, realizado por Martín López aprovechando la estancia que un grupo de artistas procedentes del País Vasco, entre los que se encontraba la autora, llevó a cabo en el Centro Cultural Ukksa, en la península de Knidos, suroeste de Turquía, junto a otros de aquel país, durante las últimas semanas del mes de agosto de 2015.

Ana Román nació en Bilbao, en 1962. Se licenció en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco (1983-88). Realizó un master de dos años en Kassel, Alemania(1989-91). En los últimos años ha realizado catorce exposiciones individuales y más de sesenta colectivas. Su obra se encuentra en importantes colecciones públicas y privadas.


El proyecto Iron Flowers se ha podido llevar a cabo gracia a una Ayuda a la Creación-Producción del Departamento de Cultura de Gobierno Vasco.